Tipos de vino: 4 tips para poder diferenciarlos


El vino es una bebida que puede acompañarse sola o con alimentos. Por lo general, se incluye en la comida o en la cena para potenciar el sabor de los platillos - y del mismo vino- o como un aperitivo para favorecer la digestión. No obstante, para realmente disfrutar de su sabor y aroma y combinarlo correctamente, es importante que conozcas los diferentes tipos de vino que existen. Aspectos como el azúcar y el tiempo de fermentación definen el estilo de la bebida y hacen que puedas identificar el que más se adapte a tu gusto.

Para facilitar este proceso, a continuación, se darán algunos consejos para diferenciarlos, tomando en cuenta la cepa, la edad, su color, entre otras características.


¿Cómo identificar los tipos de vino?


Según el contenido de azúcar

La cantidad de azúcar determina que tan secos o dulces son los vinos. Una forma básica de clasificarlos es la siguiente:

  • Menos de 5 g/l: secos

  • Entre 5-15 g/l: semi-secos

  • Entre 15-30 g/l: abocados

  • Entre 30-120 g/l: dulces

  • Mayor a 120 g/l: muy dulces

Que un vino sea más o menos dulce depende de en dónde fue elaborado, si tiene azúcares añadidos y la cantidad de azúcar residual (proveniente de la misma uva) que quede en la bebida, tras la fermentación.


Según la cepa de vino

Existe una gran variedad de cepas de vino en el mundo. Es la vid o la planta de la cual salen los frutos que se usarán para elaborar los distintos tipos de vino. De una misma cepa se puede producir un vino blanco, un espumoso u otra variedad, aunque esto dependerá de la forma de preparación.


Entre las cepas más comunes están las siguientes:


Vino tinto

  • Cabernet Sauvignon: esta cepa da vinos con aroma frutal (arándano) y con un toque de eucalipto y menta. La concentración de color es alto y deja en la boca un sabor principalmente ácido.

  • Carmenere: el vino es de un color rojo muy intenso y con un aroma a especies como orégano o romero, y de fondo un toque de frambuesa. Su sabor no es tan ácido, lo que lo hace agradable al paladar.

  • Pinot Noir: los vinos de esta cepa suelen ser bastante suaves. La intensidad del color es baja, tiene un aroma frutal entre cereza, fresa y frambuesa, su sabor es ácido, pero deja una sensación de frescura en la boca.

  • Merlot: entrega vinos bastante nobles. El sabor es de una acidez media y tiene un aroma frutal a ciruela. Se distingue también por su color no tan intenso y deja en la boca una textura aterciopelada.

  • Syrah: se caracteriza por su intenso color rojo (casi negro), su aroma a arándano y moras, y su sabor de acidez media. Los vinos de esta cepa son considerados los mejores del mundo, aunque el proceso de elaboración es bastante complejo.

Vino blanco

  • Chardonnay: estos vinos tienen un aroma neutral, que mezcla frutas cítricas hasta el suave dulzor del melón. Su color es de un amarillo pálido y tiene una acidez bastante agradable al paladar. Se considera la mejor cepa de vino blanco en el mundo.

  • Torrontés: estos vinos destacan por sus aromas florales y sus sabores cítricos que van del limón al durazno. A la vista su color es entre amarillo, verde y dorado, y tiene una acidez equilibrada que deja la boca fresca.

  • Sauvignon Blanc: se caracteriza por tener un aroma a heno y grosella espinosa y una intensa acidez. En cuanto a sus colores es de un ligero toque verdoso con destellos dorados.

  • Riesling: también tiene matices verdosos y dorados, y su sabor es fresco y a veces mineral. Su aroma incluye variedades cítricas, como el pomelo y el limón, además de notas a manzana y maracuyá.

Por la edad de los tipos de vino

La edad del vino es el tiempo de envejecimiento que ha tenido el vino en barrica como en la botella. Generalmente, lo puedes ver en la etiqueta del producto, pero aquí te dejamos algunos detalles que quizás desconocías:

  • Roble o semicrianza: tiempo en barrica de 3 meses mínimo y en botella 6 meses mínimo.

  • Reserva en vinos blancos y rosados: 6 meses mínimo en barricas y en botella 18 meses mínimo.

  • Reserva en vinos tintos: 12 meses mínimo en barrica y en botella 36 meses mínimo.

  • Gran reserva en vinos blancos y rosados: 6 meses mínimo en barricas y 30 meses mínimo en botella.

  • Gran reserva en vinos tintos: 24 meses mínimo en barrica y 36 meses mínimo en botella.

Por su color

Los tipos de vino también se definen por su color, que son básicamente tres:

  • Vinos rosados: se elaboran con las mismas cepas de uvas que el tinto, se deja poco tiempo de contacto entre la piel de la uva (hollejo) y el zumo (mosto).

  • Vinos tintos: el color del vino tinto también se obtiene del pigmento del hollejo, entre más tiempo estén el hollejo y el mosto juntos más intenso será el color del vino.

  • Vinos blancos: se elaboran con uvas blancas o negras; cuando se utiliza la uva negra, se impide que el mosto obtenga color.

Tener conocimiento de los diferentes tipos de vinos te facilitará la elección de la bebida en esos momentos especiales. Además, identificar las características principales de los vinos es el primer paso para convertirte en un experto sommelier, así que no lo pienses más y empieza a disfrutar del vino como todo un profesional.

1 comentario