Paso a paso como catar un vino

Actualizado: 25 de jul de 2019



Degustar un vino puede ser traducido en experimentar una explosión de sensaciones. Con conocimiento del tema, esta degustación permitirá evaluar las propiedades del vino y analizar las sensaciones que éste produce.


Para disfrutar y reconocer un vino se afinan los sentidos de paladares exigentes, y participan catadores apasionados que además logran describir las cualidades y defectos de un vino.


Para comenzar el proceso de catar un vino se debe descorchar la botella y servir un tercio de la copa.


Fases de una cata


Fase visual

Primero se verifica que la impresión del corcho sea acorde a la bodega del vino. Seguidamente se identifica si presenta filtración de vino. Lo que presume mal estado de la bebida, a comprobar en la fase gustativa.


Se utiliza una servilleta de color blanco en la superficie de la mesa, que sirve de fondo de la copa para lograr mejor distinción de los colores. La técnica es sencilla, se coloca la copa con la bebida inclinada para visualizar los colores que se difunden, interponiendo la copa entre la vista y un punto de iluminación del techo. Así se beneficia la refracción de luz para distinguir si existen partículas en suspensión. Los turbios tienen estas partículas, los opalescentes o mates son ausentes de brillos y ligera turbidez, los transparentes y limpios no son brillantes, y los brillantes reflejan gran cantidad de luz.


La intensidad del color determina si es débil, ligero, medio, intenso o fuerte. Para los tintos, cuanto más violetas sean los bordes y más rojo negruzco el centro, más joven es el vino. Si los bordes son más marrones o anaranjados y el centro más rojo rubí o teja, será más viejo el vino tinto. Los blancos resultan más jóvenes y ligeros cuanto más claros sean los amarillos, y de más edad y complejos al observar más dorado o marrones.


Para reconocer su fluidez, se mueve ligeramente el vino por la copa y se apreciará como caen las lágrimas de vino. Entre menor sea la velocidad de caída, mayor será su densidad. A mayor densidad del vino, mayor será la concentración de alcohol, es decir, más graduación alcohólica.


Fase olfativa 

Sin agitar la copa se realiza la acción de oler el vino. Y luego sin romper el líquido, se mueve ligeramente la copa para olerlo nuevamente.


En cuanto a los aromas, estos pueden ser primarios cuando ya se hallaban en la uva, secundarios cuando se producen de la fermentación alcohólica, es decir, no existían en la uva, y los aromas terciarios desarrollados en la fase de envejecimiento o crianza, son olores del bouquet.


Fase gustativa

En esta fase se debe extender el vino por toda la lengua. Se destaca:

  1. Ataque, son las primeras sensaciones experimentadas una vez que el vino llega a boca.

  2. Evolución, es notar como varían los sabores. Consiste en mover con suavidad el vino por la boca, con la lengua pasarlo de un lado al otro para valorar los cuatro sabores básicos, que son, salado, dulce, ácido y amargo. Si el vino logra el equilibro perfecto entre los cuatro es redondo.

  3. Textura, definida como seda, terciopelo o satén. Tiene intervención el tacto. Se detectan factores positivos como la suavidad o untuosidad y negativos como la astringencia y rugosidad.

  4. El postgusto o retrogusto. Una vez tragado el vino o escupido, se expulsa el aire por la nariz para examinar las sensaciones percibidas. Si durante un tiempo se perciben las mismas sensaciones que cuando se tenía el vino en la boca, éste es de persistencia aromática.

Consejos y tips:

  1. Mantenga y sirva el vino a la temperatura recomendada por el productor para no perturbar su sabor original y mantener sus propiedades. Para ello opta por cavas climatizadas o refrigeradores específicos para vino que regulan la humedad y su temperatura.

  2. Limpia previamente tus papilas gustativas con agua, idealmente con gas ya que esta permite una limpieza mas profunda de estas.

  3. Al momento de catar distintos vinos, utiliza una copa para cada uno. Ya que al utilizar la misma, se pueden mezclar los sabores.

  4. Evitar los perfumes y olores fuertes para no alterar la fase olfativa de la cata de vinos.

  5. Evitar consumir alimentos durante la cata.

  6. Practicar constantemente para fortalecer el conocimiento.

  7. No probar muchos vinos seguidos.

  8. Llenar una ficha de cata para tener historial.


Condiciones ideales para catar

  1. Para realizar una excelente cata de vinos es imprescindible que las botellas se hayan conservado con su temperatura y nivel de humedad apropiado.

  2. El catador debe estar relajado, con disposición, concentrado y con hambre.

  3. Una habitación iluminada preferiblemente con luz solar, tranquila, ventilada, sin olores extraños y sin ruidos o distracciones.

  4. Copas adecuadas, preferiblemente de vidrio transparentes y sin olores extraños.

  5. Temperatura ambiente agradable entre 18-20 ºC.

  6. Un fondo blanco, silla para el catador, orden y el control del vino.

  7. Administrar el tiempo adecuado entre vinos.

Siguiendo estos tips podrás realizar una cata de vino sin problemas y te verás como un experto.

535 vistas

Contacto

Camino Padre Hurtado 4595, Paine

tienda@entornoalvino.cl

(569) 6192 4535

  • Black Facebook Icon
  • Black Instagram Icon

© 2019. Creado por gibli